BLOG

DE LO MICRO A LO MACRO: PROCESO DE REFLEXIÓN PARA DESMONTAR MICROMACHISMOS EN TORNO A LA CIENCIA DURANTE LA ADOLESCENCIA

 

 

Teresa Sancho Ortega.

Ilustración de Carmen Navarro.

Quizás es precisamente por ser de ciencias que mi primera impresión cuando comencé a escuchar lo de micromachismos era pensar que el micro indicaba tamaño. Micro de poca cosa. Micro de menos importante. Pero no van por ahí los tiros, no tienen nada de poca cosa porque son la base en la que se sustenta el machismo, esa que hace que la rueda siga girando y que la sociedad no avance en favor del bien común.  

Los micromachismos son los comportamientos y gestos de machismo cotidiano interiorizados socialmente. Convivimos diariamente con ellos, pero solemos justificarlos, despreciarlos o incluso, ni siquiera nos damos cuenta de que están ahí por ser expresiones a menudo sutiles o normalizadas. Es imprescindible identificados, visibilizados y denunciar públicamente su gravedad, o de lo contrario no estaremos haciéndoles frente y por tanto, estaremos consintiendo que el heteropatriarcado campe a sus anchas.

 

Micromachismos en el ámbito de la ciencia y en la etapa de la adolescencia

Los micromachismos están presentes en cada ámbito de la sociedad y en cada etapa vital, pues responden a esos patrones heteropatriarcales que definen la sociedad actual. Pero es cierto que en cada espacio pueden tener sus especificidades e identificarlas nos puede ayudar en su erradicación. Por eso, ya desde el curso pasado comenzamos a hacernos preguntas como ¿cuáles son las características propias de los micromachismos en la ciencia? ¿y en la etapa de la adolescencia? ¿qué estrategias y herramientas coeducativas podemos implementar para trabajar por su erradicación?

Al redactar la guía “La ciencia que se esconde en los saberes de las mujeres” identificamos algunos micromachismos que nos parecían bastante concretos. Como aquellos que naturalizan las capacidades de las mujeres en su papel de cuidadoras o todos esos gestos que infravaloran el que estas funciones imprescindibles para la continuidad de la vida requieran de conocimientos, experimentación o ingenio, lo que en otros ámbitos masculinizados se consideraría precisamente “hacer ciencia”, por citar un par de ejemplos.

Ahora bien, el trabajo de investigación que comenzamos con la guía sólo nos permitió darnos cuenta de lo mucho que nos quedaba todavía por hacer para llegar a comprender los micromachismos en la ciencia y poder definir cuáles serían las claves coeducativas para denunciarlos y atajarlos.

 

Próximos pasos: reflexionando juntas para llegar más lejos

Hemos decidido continuar con esta investigación pero no queremos hacerlo solas. Nos hemos propuesto que sea un proceso colectivo, donde invitemos a personas que tienen en común que son abiertamente feministas y que tienen sensibilidad e interés por la temática, pero con diferentes trayectorias, especialidades e historias de vida que consideramos que hacen enormemente enriquecedor el poder juntarlas y que trabajen conjuntamente, al poder incorporar diferentes puntos de vista y enfoques.

Estamos en plena convocatoria todavía pero, por ahora, ya hemos reunido a un grupo de siete mujeres y dos hombres que en conjunto suman conocimientos y experiencia en: ciencia y feminismos, sostenibilidad de la vida, coeducación, educación transformadora, educación popular, impartición de docencia en la universidad, educación secundaria y espacios de educación no formal, estudios científicos y tecnológicos, activismo en ONGDs, y organizaciones y movimientos feministas, entre otros. El plan es reunirnos este noviembre para realizar un taller en el que compartir experiencias, ideas y propuestas prácticas y generar un espacio físico de reflexión común. Al mismo tiempo, nos encantaría que este proceso sirva para inspirar relaciones y crear sinergias entre personas que, aunque todavía no lo saben, tienen mucho en común y con las que esperamos se puedan ir tejiendo redes en el futuro en torno a la educación científica desde otras miradas.  

La intención es poder ir incorporando los resultados de este proceso de manera transversal a los materiales, formaciones y metodologías que desarrollemos a partir de ahora pero antes de eso, mucho antes, os seguiremos contando cómo ha ido el proceso a través del blog para que no perdáis detalle.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter